Sin categorizar

Declaración del Presidente del FDP, Manny Díaz, Sobre la Notable Racha Perdedora del Gobernador DeSantis en los Tribunales Durante las Últimas Semanas

El 9 de septiembre de 2021, el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Mark E. Walker, emitió una orden preliminar de 90 páginas frenando la ejecución de HB 1, el proyecto de ley contra las protestas. La orden del juez Walker deja en claro lo que los demócratas en la Legislatura de Florida han argumentado desde la última sesión: HB 1 es una violación inconstitucional de los derechos de la Primera Enmienda de Florida.

Este fallo es el último de una larga lista de derrotas legales para el gobernador De Santis:

El 8 de agosto de 2021, la jueza del Tribunal de Distrito de los EE. UU., Kathleen Williams, emitió una orden judicial preliminar frenando la prohibición de pasaportes de vacunas de DeSantis en lo que a los cruceros se refiere.

El 1 de julio, el juez de distrito de los EE. UU. Allen Winsor (designado por Trump) emitió una orden judicial preliminar bloqueando la aplicación del proyecto de ley del Senado de Florida 1890. La SB 1890 fue diseñada para establecer límites de $3.000 en las contribuciones de campaña a los comités en apoyo u oposición a las iniciativas electorales durante el proceso de recolección de firmas.

El 30 de junio de 2021, el juez de la Corte de Distrito de los EE. UU., Robert Hinkle, emitió una orden judicial preliminar bloqueando la aplicación de la SB 7072, la llamada Ley de “Censura” de las grandes compañías de tecnología, o “Big Tech”. El juez Hinkle señaló específicamente las declaraciones de DeSantis alardeando acerca del apego a los derechos constitucionales básicos de esa ley, y señaló que “el estado ha afirmado que está del lado de la Primera Enmienda; los demandantes no lo están. Quizás eso suene muy bien, pero esa afirmación está totalmente en desacuerdo con los principios constitucionales aceptados … ” Esa orden está en apelación.

El 27 de agosto de 2021, el juez de circuito del condado de Leon, John Cooper, dictaminó que DeSantis actuó más allá de su autoridad cuando su administración ordenó que los distritos escolares locales no pudieran exigir que los estudiantes usen mascarillas. El juez Cooper encontró que DeSantis violó los derechos de debido proceso de las juntas escolares bajo la Declaración de Derechos de los Padres y que la orden ejecutiva y la regla del Departamento de Educación eran “arbitrarias y caprichosas”. DeSantis apeló de inmediato, lo que provocó una suspensión automática de la orden del juez Cooper. Sin embargo, el 8 de septiembre de 2021, el juez Cooper encontró que había buena causa para anular la suspensión pendiente a la apelación, restableciendo su orden e invalidando la prohibición de DeSantis de exigir mascarillas en las escuelas. El 9 de septiembre de 2021, DeSantis presentó una apelación de emergencia en el Tribunal de Apelaciones del Primer Distrito.

En respuesta a la reciente racha perdedora del gobernador DeSantis en los tribunales, el presidente del Partido Demócrata de Florida, Manny Díaz, emitió la siguiente declaración:

“Durante las últimas semanas, los fallos de varios jueces en diferentes niveles de nuestro sistema judicial han dibujado un retrato muy desfavorable de nuestro gobernador. En caso tras caso, han encontrado que los argumentos de DeSantis han sido poco convincentes y sus acciones claramente inconstitucionales. A pesar de las afirmaciones del mismo gobernador, sus intentos autoritarios de tergiversar los principios constitucionales para promover una agenda partidista y profundamente ideológica solo han logrado que nuestro estado sea menos libre y menos seguro.

“Deberíamos estar agradecidos de que, al menos por ahora, el sistema judicial haya proporcionado un cortafuegos que protege provisionalmente a los floridanos de las visiones distorsionadas, distópicas y distorsionadas de DeSantis y del Partido Republicano sobre nuestras libertades constitucionales.

“El juicio final vendrá en noviembre de 2022, cuando los ciudadanos de nuestro estado finalmente tengan la oportunidad de pronunciarse sobre el comportamiento cínico, egoísta y dictatorial de DeSantis. Para el futuro de nuestro estado, es esencial que los votantes juzguen durante la pésima gestión de DeSantis, y que lo desalojen de la mansión del gobernador permanentemente”.

Working To Win

"*" indicates required fields

Name*